Visite Celestún
Tours de Islas Caribeñas
info@cancunmarotravel.com
ISLAS CARIBEÑAS  

Celestún es un pueblito pesquero que se encuentra a 1h y 30 min de Mérida A mí me encantó, es un pueblo acogedor con casitas bajitas pintadas de colores. Es ideal para pasar una mañana paseando y tomando el sol en sus playas de arena blanca, o para hacer un recorrido en lancha y ver la reserva de la Biosfera Ría Celestún Cada guía turística que he consultado recomienda un viaje a Celestún.

GALERÍARECOJAS Tour de acción en el Caribe Mexicano
DURACION APROXIMADA 4 HORAS  
Aportaciones del tour: 

Hablan de las excursiones de lancha en la Reserva Biosfera de Ría Celestún que ofrece vistas y oportunidades de fotografía de las bandadas enormes de flamingos y cientos de otras especies de aves; hablan de nadar en los frescos


IMPORTANTE:
PRECIO:
MXN 1.250
PRECIO VALIDO HASTA EL 22 DE JUNIO
1 PERSONA 1 ADULTO
9:00 AM,11:00 AM,2:00 PM
MXN 700
PESO MÁXIMO 130 kg/80 lbs
TODOS LOS DIAS
POR NIÑO
GRUPOS DE 15 PERSONAS MAX.
EDAD MINIMA 7 AÑOS

Manantiales de aguas claras que burbujean al superficie y drenan en el estuario; hablan de una parada para ver la selva petrificado; y hablan de un recorrido por los canales que penetran las selvas densas de manglares que rodean el estuario. Los guías también recomiendan el almuerzo en uno de los restaurantes de mariscos.

MXN 9.99
PROMOCIÓN!!
01 -Marzo al 22- Abril
1 NIÑO MXN 700

Visite Celestún

Celestún es un pueblito pesquero que se encuentra a 1h y 30 min de Mérida A mí me encantó, es un pueblo acogedor con casitas bajitas pintadas de colores. Es ideal para pasar una mañana paseando y tomando el sol en sus playas de arena blanca, o para hacer un recorrido en lancha y ver la reserva de la Biosfera Ría Celestún

Cada guía turística que he consultado recomienda un viaje a Celestún. Hablan de las excursiones de lancha en la Reserva Biosfera de Ría Celestún que ofrece vistas y oportunidades de fotografía de las bandadas enormes de flamingos y cientos de otras especies de aves; hablan de nadar en los frescos manantiales de aguas claras que burbujean al superficie y drenan en el estuario; hablan de una parada para ver la selva petrificado; y hablan de un recorrido por los canales que penetran las selvas densas de manglares que rodean el estuario. Los guías también recomiendan el almuerzo en uno de los restaurantes de mariscos.

Los guías tienen razón. Vale la pena visitar a Celestún. El recorrido vivificante en lancha, por los aguas del Golfo a la parte sur de la península donde reside el pueblo de Celestún, y que separa el Golfo del estuario, vale la pena

Hay varias maneras de ir a Celestún, para viajeros en grupo o independientes. Si vas en coche, vas hacia el oeste a Uman y Kinchil, y sigue en este camino. Visite los pueblitos en camino. Cuando regresas, vaya al norte en Kinchil para visitar Hunucma y regresar a Mérida por camino diferente. Si prefieres viajar en grupo con un guía, hay muchas agencias de viaje en Mérida donde puedes conseguir un tour

Celestún es uno de los puertos más hermosos de Yucatán, y destaca entre otras cosas, por sus flamencos, los cuales dos veces al año tiñen de rosa las aguas y son deleite visual para miles de turistas internacionales, nacionales y locales que los visitan.

Al igual que los otros 105 municipios yucatecos, también existen historias, relatos y leyendas de casos paranormales que son muy interesantes, como los que a continuación presento.

La primera ocasión que visité Celestún, laboralmente hablando, fue en el 2007, cuando el señor Alfredo Chay Uicab reportó que en un casa ubicada en el centro del puerto (a un costado del palacio municipal) ocurrían fenómenos paranormales, lo que fue constatado por la dueña del inmueble.

Cuentan que hace varios años la parte trasera funcionó como un cinema, pero con la llegada del huracán "Gilberto" se destruyó el techo y dejó de funcionar, y a partir de ese entonces comenzaron a escucharse voces extrañas, se ve fuego en la parte del fondo e incluso en una ocasión una turista que era vidente aseguró que ahí había un alma en pena.

Cuando me enteré de esto, regresé a los dos días para hacer una investigación nocturna (a esa hora se intensificaban los fenómenos) y constaté mediante unos termómetros que la temperatura bajaba de forma considerable por momentos, además de que uno de los detectores de movimiento que instalé empezó a sonar sin que físicamente alguien estuviera ahí.

+1 829 508 6350
Visite Celestún